La irrupción del poder obrero en los ingenios azucareros: avances, límites y cuestionamientos. Tucumán, 1944-1949

Título: “La irrupción del poder obrero en los ingenios azucareros: avances, límites y cuestionamientos. Tucumán, 1944-1949”.
Autora: Gutiérrez, Florencia.
Publicación en: Quinto Sol. Revista de Historia. Vol. 18, ISSN 0329-2665
Editor: Instituto de Estudios Socio Históricos, Facultad de Ciencias Humanas (UNLPam)
Lugar: Santa Rosa, La Pampa
Fecha: 2014
Extensión: pp. 135-157
Repositorio/Biblioteca: Biblioteca del Instituto de Estudios Socio Históricos, Facultad de Ciencias Humanas, UNLPam (BIESH), Biblioteca Central de la UNLPam (BC)
Descriptores: SINDICALISMO AZUCARERO – PODER OBRERO – INDUSTRIALES – PERONISMO – TUCUMÁN
Diagnóstico técnico-morfológico: Artículo
Categorías: Investigación
Disciplina: Historia
Recopiladora: Liliana Valentina Santander Obando

RESUMEN
Durante la primera década peronista los trabajadores interpelaron la casi omnipresente autoridad de la patronal en las fábricas e impulsaron una transferencia de poder. Así, cuestionaron la facultad de los industriales sobre decisiones hasta ese momento consideradas como excluyentes: la administración y organización de la fuerza laboral y el control de los procesos productivos. En esta perspectiva, la autora, aborda el caso de los ingenios azucareros tucumanos en tres claves: la del avance del poder obrero, las resistencias de la patronal y los límites que imponía el Estado peronista. A partir de la irrupción de la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera (FOTIA), en 1944, la declaración de huelgas destinadas a lograr el despido o reubicación de los administradores se convirtió en una constante de la protesta. Este contexto vinculado a los petitorios por los escalafones interpeló a los empresarios, quienes intentaron resistir al avance del poder obrero, pero también confrontaron al gobierno peronista con el límite de lo aceptable, impulsándolo a controlar el poder obrero. El recorte temporal va desde la conformación de FOTIA en 1944 hasta 1949, fecha en que el sindicato fue intervenido por no ceder en una medida de fuerza. Esa situación, prolongada hasta 1955, supuso el avance de un poder centralizador destinado a recortar las prerrogativas de los sindicatos de ingenios, entre ellas la de declarar la huelga.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s