“Intensidad de uso de la tierra y tasas de ocupación ganadera en la pradera pampeana (1816- 1852)” (Garavaglia, Juan Carlos)

Título: “Intensidad de uso de la tierra y tasas de ocupación ganadera en la pradera pampeana (1816- 1852)”
Autores: Garavaglia, Juan Carlos
Publicación en: Quinto Sol. Revista de Historia Regional, Nº 2.
Editor: Instituto de Estudios Sociohistóricos, Facultad de Ciencias Humanas, UNLPam.
Lugar: Santa Rosa
Fecha: 1998
Extensión: pp. 5- 23.
Repositorio/ Biblioteca: Biblioteca Central de la UNLPam (BC), Biblioteca del Instituto de Estudios Sociohistóricos (BIESH).
Descriptores: LLANURA PAMPEANA – ROSISMO – GANADERA – OCUPACION ESPACIAL
Diagnóstico técnico morfológico: artículo
Categoría: ensayo
Disciplina: Historia.
Recopilador: Luciano A. Valencia
RESUMEN:
Juan Carlos Garavaglia, reconocido investigador de la historia rural de la pampa bonaerense y la época colonial, destaca en la introducción de este artículo, la importancia de estudiar la intensidad del uso ganadero de la tierra en la pradera pampeana en el siglo XIX. No obstante, los estudios sobre el tema, entre los que el se inscribe, estudian las tasas de ocupación ganadera sin periodizaciones a lo largo del siglo ni reconocimiento de las subregiones que componen la pradera pampeana. Y es a realizar un estudio más profundo a lo que apunta este artículo. Utiliza para ello inventarios post-mortem de productores de tierras (propietarios y enfiteutas) que permiten deducir las tasas mínimas efectivas de ocupación y de receptividad. Las regiones que analiza para el periodo 1816 y 1829 son: el Norte (con 34 inventarios), Areco (con 56), Lujan (con 62), estancias de cercanía (con 32) y Sur I, que comprende todos los partidos que se hallaban al sur y suroeste de las tierras al interior del Río Salado. Para el periodo que va de 1830 a 1852 se le agrega la región a la que denomina Sur II, al exterior del Salado que, aunque es una zona de vieja colonización, no se tienen registros post-mortem hasta 1829. Estos estudios le permiten concluir que existe una tendencia bastante marcada entre el tamaño medio de las propiedades y las tasas de ocupación ganadera, es decir, que a menor tamaño, las tasas de ocupación son más altas, por lo que la pequeña o mediana propiedad ganadera era mucho más eficaz que lo se venía sosteniendo. Destaca además la importancia de estudios que contemplen a los “pastores” no propietarios de tierras, ya que son necesarios para obtener una visión más adecuada acerca del estado de la economía agraria de la época.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s