El Progreso Argentino, 1880- 1914 (Cortes Conde, Roberto)

Título: El Progreso Argentino, 1880- 1914.
Autor: Cortes Conde, Roberto
Editor: Editorial Sudamericana (en colaboración con el Instituto Torcuato Di Tella).
Lugar: Buenos Aires
Fecha: 1979
Extensión: 291 pp.
Repositorio/ Biblioteca: Biblioteca Central de la UNLPam (BC), Biblioteca del Instituto de Estudios Socio- Históricos (BIESH).
Descriptores: REGION PAMPEANA – TIERRAS – PRODUCCION – ESTADO
Diagnóstico técnico morfológico: libro
Categoría: investigación, tesis.
Disciplina: Historia, Sociología.
Recopilador: Luciano A. Valencia
RESUMEN:
Como bien lo señala su autor en el prólogo, el objetivo que se plantea en esta obra es más bien modesto. No se trata de presentar un modelo explicativo de la economía argentina desde las últimas dos décadas del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial, sino de realizar una descripción del proceso económico que se desarrolló en ese periodo. Parte de considerar que la Argentina no comenzó con la organización nacional sino que se remonta a una formación que comenzó en el periodo colonial, por ello el capítulo I (“El país antiguo”) analiza las rutas económicas durante el siglo XVIII, con el Potosí como eje articulador, su caída a principios del siglo XIX y su reemplazo por las rutas fluviales hasta los desplazamientos hasta el sur de la provincia de Buenos Aires. Los fracasos o las limitaciones al desarrollo agrícola y los intentos de colonización en los territorios alejados de La Pampa son los temas del capítulo II (“La formación pampeana”). Tras analizar el movimiento final de la frontera, los cambios operados en población y la integración por medio del ferrocarril, el autor se propone hacer un análisis más exhaustivo del proceso en tres partidos de la provincia de Buenos Aires: Baradero (zona de antiguo asentamiento), Nueve de Julio (cercano al área de frontera) y General Villegas (que antes de la Conquista se hallaba tras la línea de frontera). El capítulo III (“El mercado de tierras”) analiza como los cambios operados en las últimas décadas del siglo XIX (expansión de la frontera, transformación del dominio público en privado, construcción de una red de transporte), llevaron a que el valor de la tierra pasase de estar fijado por el Estado a ser autoregulado por un mercado que, para Cortes Conde, se asemeja a un mercado de competencia perfecta sin interferencias y “democrático” en donde todos podían llegar a ser propietarios. El último capítulo se ocupa del “Mercado de Trabajo”.
Cortes Conde se inscribe dentro de las posturas “optimistas” del pasado rural pampeano al discutir posturas “pesimistas” como las de Gaignard, y sostener la existencia de un mercado de tierras cada vez más fluido desde finales del siglo XIX.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s